Adiós a la rueda de la discordia

Rueda de la fortuna
Adiós a la rueda de la discordia

Con motivo de las fiestas de San Juan y Presa de la Olla, el municipio de Guanajuato instaló una rueda de la fortuna en la explanada principal del centro de la ciudad.

Sin embargo, esta decisión no fue del agrado de varios ciudadanos y comerciantes locales. Inmediatamente expresaron su descontento por el descuido de imagen, además de no contar con los permisos correspondientes.

A través de un oficio, la delegada del INAH Guanajuato, Olga Adriana Hernández Flores, informó que se debía retirar la atracción a más tardar el miércoles 22 de junio. Esto debido al daño a la imagen urbana y a la falta de permiso.

“Parece que se les olvida que estamos en una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, este juego mecánico se encuentra en un lugar catalogado. Además, está enfrente de la Basílica. Se les recordó que estaba en la zona de monumentos”, comentó la delegada.

Asimismo, reiteró que los reglamentos, así como los procesos y permisos, deben ser respetados, y que cualquier cosa dentro de estos espacios tienen que llevar una autorización del instituto.

La rueda de la discordia

El descontento de una parte de la población no tardó en ser transmitido, abriendo la polémica discusión sobre la rueda entre ciudadanos.

Por medio de redes sociales distintos usuarios se mostraron a favor y en contra de la instalación del juego mecánico en la Plaza de la Paz.

Aquellos a favor argumentaron que no era una atracción permanente y que podía ofrecer a los ciudadanos la oportunidad de divertirse en familia y admirar la ciudad desde otra perspectiva.

Por otro lado, el desacuerdo derivaba en que no se debe dañar la imagen de la ciudad, y que se debían respetar los reglamentos.

«Hay algunos que no les gustó la idea, tampoco les gustó cuando pusimos la pista de patinaje de hielo, tampoco les gustó el festival del Día de Muertos en la subterránea, en fin», comentó el presidente municipal Alejandro Navarro.

«Guanajuato es una ciudad de 200 mil habitantes y siempre he gobernado para los que menos tienen y en donde faltan las oportunidades», agregó Navarro. 

Adiós a la rueda

La madrugada del jueves fue retirada la rueda, luego de que el INAH lo solicitara a las autoridades municipales y al propietario del juego; cumpliendo con la fecha impuesta por el instituto. 

Durante su último día se regalaron 2 mil boletos para que ciudadanos y turistas pudieran disfrutar por última vez de esta experiencia.

 

Noticias Relacionadas