Claman por cese a la violencia y recuperación de la paz

Es necesaria la paz en varios lugares del país.
Claman por cese a la violencia y recuperación de la paz

Bajo el lema de “Pon fin al racismo. Construye la paz”, este 21 de septiembre se conmemoró el Día Internacional de la Paz, celebración instaurada por la Organización de las Naciones Unidas en 1981 para establecer parámetros que permitan al mundo acercarse hacia un completo estado de gracia. 

La esencia de la celebración apunta a dar conciencia sobre hacer realidad la visión de un mundo libre de racismo, discriminación, violencia y odio, donde no solo impere la compasión y la empatía, sino se superen los conflictos que por siglos han marcado el desenvolvimiento de la humanidad. 

De modo que, en el marco del Día Internacional de la Paz, en México se clama por un cese a la violencia y la delincuencia, sobre todo en entidades donde el crimen organizado se ha apoderado de las calles, manteniendo a los ciudadanos sumergidos en un constante estado de alerta y miedo. 

Guanajuato es un ejemplo de dicha situación, tal como lo revelan los múltiples crímenes y violencia que se cometen en el estado día con día; incluso, la entidad se situó en segundo lugar de homicidios a nivel nacional durante 2021 con 3,673, solo por debajo del Estado de México que ocupó el deshonroso primer lugar con 3,719, como lo revelan cifras de Statista. 

Pero, al menos la cifra mejoró un poco con respecto a los años anteriores; ya que, de acuerdo con el Informe de Incidencia Delictiva Fuero Común del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, el estado fue por tres años consecutivos (2018, 2019, 2020) el más violento del país, alcanzando en el año de la aparición de la pandemia, el máximo histórico de los últimos treinta años con 4,964 homicidios.  

Algunos expertos, principalmente eclesiásticos, han coincidido en que alcanzar la paz es posible en cualquier lugar sin importar las condiciones imperantes de violencia o criminalidad, siempre y cuando las personas se hallen a sí mismas en su interior y espiritualidad. 

Asimismo, comentaron que la paz debe ser percibida como un punto de llegada y no por el contrario, como un punto de partida; además, detallaron que, para tener paz, se deben sumar esfuerzos en construirla, fomentarla, esparcirla y conquistarla a través de las acciones de las personas, dejando de lado intereses particulares y sobreponiendo objetivos comunes. 

Prevalecen niveles de violencia  

Luego de un 2021 en el que por primera vez durante los últimos cuatro años el estado no ocupó la primera posición en homicidios, para el primer trimestre de este año Guanajuato volvió a tomar dicho lugar, aglutinando el 10.4% del total de homicidios a nivel nacional y teniendo en León, el municipio con mayor número de carpetas de dicho delito. 

Por si esto no fuera poco, durante los festejos patrios de este año, perecieron al menos 13 personas y otras cinco resultaron lesionadas en municipios como Silao, Romita y Cortazar, por lo que el panorama se percibe complejo en materia de paz para el estado. 

Y es que, volviendo a los apuntes de los expertos, lograr la paz verdadera conlleva mucho más que deponer las armas, o terminar con los discursos de odio, pues se requiere la construcción de sociedades en las que todos sus miembros sientan que puedan desarrollarse y sean tratados con igualdad. 

Por lo pronto, es válido pensar que al menos por un día se puede hablar de un cese a la violencia y otorgar la paz a quienes tanto la anhelan. 

Noticias Relacionadas