CNDH emite recomendación por muerte de migrante

Migrantes se previenen contra el COVID-19
CNDH emite recomendación por muerte de migrante

Un migrante salvadoreño murió el 22 de abril en el hospital Enrique Cabrera de la Ciudad de México con síntomas de COVID-19. Esta persona se había entregado una semana antes a la estación migratoria de Tijuana, Baja California, para ser deportado.

Ahora, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) responsabiliza a la institución que dirige Francisco Garduño “por violaciones a los derechos humanos a la protección de la salud, a la vida y a la información en materia de salud, en agravio de un migrante de nacionalidad salvadoreña, quien falleció a consecuencia de COVID-19, por una responsabilidad institucional atribuible al INM, y por la negligencia y omisión de personal de ese Instituto, que contribuyó al deterioro de su estado de salud y su muerte”.

La recomendación 34/2020, dirigida al comisionado del INM, Francisco Garduño Yáñez, es el primer reconocimiento oficial de la muerte de un migrante dentro de un centro de detención mexicano.

Las instituciones siempre han negado los contagios. De hecho, el subcomisionado Carlos Bohórquez aseguró en una reunión virtual con diputados celebrada el 12 de mayo que hasta la fecha no había ningún caso de contagio en las estaciones migratorias. Tres semanas antes, este migrante salvadoreño había fallecido en el hospital, al que fue conducido desde el centro de detención ubicado en la Ciudad de México.

Recientemente, en un comunicado oficial fechado a 6 de agosto, el INM reiteró no tener “hasta la fecha, el registro de algún caso de contagio de COVID-19 entre la población migrante alojada en estaciones migratorias o estancias provisionales”.

Noticias Relacionadas