Buscan frenar aumento en el precio de la tortilla

Actualmente en Guanajuato el precio del kilo de tortilla oscila entre los 20 y 22 pesos.
Buscan frenar aumento en el precio de la tortilla

En Guanajuato, uno de los cinco estados a nivel nacional con mayor producción de maíz, se busca llevar a cabo un programa para blindar el precio de la tortilla, y de esa forma se detenga su aumento como ha sucedido durante el segundo semestre de 2022.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural del estado, el programa consiste en establecer una cadena de proveeduría que evite a los intermediarios.

Además, generar una sinergia mediante la participación de los productores de maíz del estado, tortilleros y empresas privadas del ramo.

Gobierno y silos estatales apoyarán a productores 

Guanajuato tiene actualmente una superficie de alrededor de 400 mil hectáreas para la siembra de este grano, de las cuales 280 mil son de riego y 120 mil de temporal.

A decir de estimaciones de la dependencia estatal, cuando inicien las cosechas, el precio del maíz rondará entre los siete mil 100 y siete mil 300 pesos por tonelada; de modo que, es el precio a lo que deben vender los productores.

En tanto, alrededor de 40 silos públicos estatales estarán a disposición de los productores, para que en vez de malbaratar su grano, lo guarden y esperen las compras consolidadas que podrían hacer empresas.

De la misma forma, el gobierno estatal comprará el maíz a las organizaciones campesinas, para poder abastecer a los tortilleros y no incrementen la tortilla en Guanajuato.

Con dicho esquema, los productores de maíz tendrán un buen pago por su cosecha, los tortilleros tendrán el maíz a buen precio y con ello mantendrían los precios de este alimento, evitando que acaparadores desestabilicen los precios.

¿Por qué aumentó el precio de la tortilla en Guanajuato?

Actualmente en Guanajuato, el precio del kilo de tortilla oscila entre los 20 y 22 pesos, el cual incrementó dos pesos a partir de julio de manera generalizada en la entidad.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural de Guanajuato, los aumentos son injustificados, y al final, la ganancia no llega ni al campesino, ni al tortillero sino a los acaparadores y especuladores.

Asimismo, esto se debe a que, cuando empiezan las cosechas, los acaparadores meten miedo a los campesinos para que vendan su producción, con el argumento de que no habrá compra, y así estos la venden más barata.

En Guanajuato, la tonelada de maíz cuesta entre ocho mil 500 y ocho mil 700 pesos, situación que hizo que el precio de la tortilla aumentara por el incremento de este insumo, aunado a que los acaparadores sacaron de sus bodegas el grano a un alto precio.

 

Con información de El Sol de León

Noticias Relacionadas