Guanajuato busca lograr cero quemas agrícolas

quemas-agrícolas-min-1280×720
Guanajuato busca lograr cero quemas agrícolas

Las quemas agrícolas deterioran el suelo y reducen la actividad biológica que hay en él. Afortunadamente, en Guanajuato los productores son cada vez más conscientes del daño que la quema de rastrojos hace a sus parcelas. En el año 2021, por ejemplo, se observó una reducción de esta práctica con respecto a 2020.

Del 63% para el ciclo primavera-verano, y 12% para el ciclo otoño-invierno. Aunque es necesario seguir fomentando alternativas al uso del fuego. Y, para este propósito, es importante identificar las zonas donde las quemas agrícolas siguen siendo recurrentes.

Para saber con certeza cuáles predios son sometidos a quemas agrícolas, el equipo técnico de MasAgro Guanajuato en colaboración con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)— se apoya del Sistema de Alerta temprana de Incendios Forestales de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

El sistema de alerta de la CONABIO usa tecnología satelital para identificar y mostrar en un mapa aquellos lugares con una temperatura considerablemente mayor con respecto a los lugares vecinos.

Revisión histórica

Además, permite hacer una revisión histórica de los puntos de calor y distinguir si es recurrente y si se trata de un incendio forestal, quema agrícola, fábrica, etc.

La tarea del equipo técnico de MasAgro Guanajuato en este punto consiste en identificar aquellas zonas con actividad agrícola. Que muestren recurrentemente puntos de calor y verificar si las fechas en que son registrados coinciden con el tiempo de preparación del suelo para el ciclo agrícola.

Así se definen las zonas que requieren una atención prioritaria y se gestionan los medios necesarios para implementar las diversas estrategias de MasAgro Guanajuato.

Una de las estrategias que impulsa MasAgro Guanajuato para reducir las quemas agrícolas es #RetoRastrojo. Promueve un manejo adecuado de los residuos agrícolas, usándolos como cobertura del suelo para así incorporarle más rápidamente materia orgánica. De esa forma se incentiva la regeneración de su actividad microbiológica y mejorar sus propiedades fisicoquímicas.

 

Noticias Relacionadas