Paramédico y futura doctora

1GGARCIA SOCORRISTA (5)
Paramédico y futura doctora

Con tan solo 20 años de edad, Melissa Noriega Jaime es socorrista voluntaria de la Cruz Roja Mexicana. A la par, estudia la carrera de Medicina en Guadalajara y lo que más disfruta de su trabajo es poder ayudar a las personas en un difícil momento para ellos.

Desde pequeña, supo que quería ser paramédico o doctora, uno de sus sueños ya lo cumplió al formar parte de la benemérita institución, el otro está en proceso pero le falta poco para terminar su carrera en la Universidad del Valle de México con sede en Guadalajara.

Un día especial

Es la mayor de tres hermanas, originaria de León y el día de ayer fue especial para ella, pues su familia la despertó con las mañanitas, no era su cumpleaños pero si fue día del socorrista y su familia no lo dejo pasar.

No hubo ningún regalo material, pero para ella, bastaron los abrazos sinceros que sus familiares le dieron, confirmando el apoyo que le han dado desde que les hizo saber que quería formar parte de las filas de la Cruz Roja.

Para Meli, como la llaman de cariño, lo mejor de su trabajo, es ayudarlos en un momento difícil para ellos, en cuánto a salud se refiere, pero la satisfacción de apoyarlos es muy grande y le llena el corazón.

El recuerdo más impactante

En estos dos años de carrera, el momento más difícil para ella, y que más le ha impactado, fue atender a un joven que fue atropellado en el Libramiento Morelos y al que una varilla le atravesó el cráneo. Para Melissa, fue impactante ver al paciente en ese estado.

“Lo atendimos y lo llevamos al hospital, el neurocirujano ya lo estaba esperando, el joven iba muy grave y ya no supe más de él.

Este accidente que ella recuerda, ocurrió apenas el pasado 3 de junio. La víctima se llamaba Francisco Daniel de 24 años, y viajaba en su bicicleta de color verde, por el Libramiento, en la colonia Prado Hermoso y con dirección al bulevar Hilario Medina, al igual que un auto Atos en color azul, cuando fue atropellado por este último.

Solo los fines de semana

Melissa estudia de lunes a viernes y sólo trabajaba de manera voluntaria los fines de semana. Pero a raíz de la contingencia sanitaria, sus clases dejaron de ser presenciales para ser virtuales y por ello ahora labora en turnos normales, es decir de 24 por 48 horas.

En unos años, a pesar de saberse graduada como doctora, ella se sigue viendo como socorrista en la Cruz Roja.

Noticias Relacionadas