Proponen iniciativa para prohibir el castigo corporal y físico en los menores

FFVEF5QI7FAWZJACLLSP72MUXQ
Proponen iniciativa para prohibir el castigo corporal y físico en los menores

Las diputadas y los diputados que integran el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional presentaron una iniciativa de reforma a las Leyes de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Guanajuato, para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar para el Estado de Guanajuato y sus Municipios y para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia en el Estado de Guanajuato con la finalidad prohibir el castigo corporal y físico, así como el trato humillante y promover la crianza positiva.

Al dar lectura a la exposición de motivos,  la diputada Katya Cristina Soto Escamilla  manifestó que la propuesta buscaba atender ciertas modificaciones realizadas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Federal, que prohíben de manera expresa el castigo corporal y humillante como método correctivo o disciplinario a niñas, niños y adolescentes, así como generar el marco normativo necesario para un enfoque preventivo y de generación de capacidades parentales y de crianza positiva.

Asimismo, señaló que con la iniciativa se planteaba avanzar en la agenda de derechos de las niñas, niños y adolescentes, ya que estaban conscientes que todos los esfuerzos orientados a la eliminación de cualquier forma de violencia contra niñas, niños y adolescentes, era fundamental para la transformación de la sociedad y para lograr una sociedad más justa, pacífica e igualitaria.

Soto Escamilla mencionó que si bien la legislación estatal ya incluía la prohibición explicita del castigo corporal y humillante, era necesario ampliar las consideraciones y directrices para clarificar el significado de los conceptos y criterios relacionados con el fenómeno de las medidas correctivas porque dichas medidas en muchas ocasiones vulneraban la dignidad y el bienestar de las niñas, niños y adolescentes.

La legisladora agregó que la iniciativa también planteaba la necesidad de retomar un enfoque subsidiario por parte del Estado, el cual auxilie a madres y padres de familia y tutores, para desarrollar las capacidades y habilidades necesarias para la educación y crianza de niñas, niños y adolescentes.

Dijo que se plantea la promoción de esfuerzos que propicien la generación de competencias para llevar a cabo una crianza positiva, la cual consiste en la función central de las madres, padres de familia y tutores, en la creación de relaciones sanas y positivas en el marco de la crianza que se da en el ejercicio de la patria potestad, en beneficio de las niñas, niños y adolescentes del Estado de Guanajuato.

“Consideramos que el castigo corporal abre una brecha que evita que se respeten los derechos a la dignidad humana y la integridad física. Buscamos, desde nuestra trinchera, construir una regulación cada vez más sólida y eficaz en materia de nuestros niños, siempre regida por el principio del interés superior de la niñez”, enfatizó Soto Escamilla.

Finalmente, manifestó que con la prohibición del castigo corporal y trato humillante en todos los ámbitos, así como el fomento de una crianza positiva, se daría un importante paso en el cumplimiento de las normas de derechos humanos que establecen la Constitución Política Mexicana y los tratados internacionales que protegen la integridad de todas las personas sin excepción alguna.

La iniciativa fue turnada a las Comisiones de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, para la Igualdad de Género y de Educación Ciencia y Tecnología y Cultura en lo correspondiente a los ordenamientos de su competencia.

Noticias Relacionadas