«Taxis piratas», situación que genera malestar en Guanajuato

"Taxis piratas", así son catalogados los autos que prestan servicio ejecutivo en Guanajuato.
«Taxis piratas», situación que genera malestar en Guanajuato

Un riesgo latente para los usuarios y competencia desleal, es lo que representan los «taxis piratas» en varias ciudades de Guanajuato como León, Celaya, Salamanca, Silao e Irapuato. 

O al menos, así lo han manifestado agrupaciones de taxis concesionados, desde hace algunos años, quienes han acusado el incremento de unidades que prestan el servicio tipo ejecutivo o por aplicación, el cual, dicen fomenta la operación sin permiso, licencia y en algunos casos, bajo el cobijo de las autoridades. 

A propósito de dichos señalamientos, hace algunos días nuevamente tuvo lugar en el estado una manifestación multitudinaria, en la que participaron taxistas provenientes de diferentes ciudades de la entidad, y en la que volvieron a exigir al gobierno estatal que cese la competencia desleal existente con los «taxis piratas». 

Algunos de los señalamientos apuntan además a que existen entre ocho y 10 mil «taxis piratas» en todo el estado y las autoridades solo detienen a un promedio de cinco vehículos diarios. 

Algunas otras consignas destacan que el servicio irregular que prestan las unidades de tipo ejecutivo, estarían afectando a más de 11 mil taxistas regulares, los cuales operan en los 46 municipios de Guanajuato. 

Taxistas guanajuatenses coinciden en demandas  

Por su parte, integrantes de la Federación de Taxistas de Guanajuato subrayaron que todo chofer que utiliza “ilegalmente” plataformas o servicio por teléfono debe considerarse «pirata» que por ley «el uso del teléfono sólo es para los taxis formales». 

Por tal motivo, esperan que, a más tardar para diciembre de este año, el gobierno estatal cumpla con los acuerdos que se tienen, en las acciones para detener a estos «taxis piratas», lo cual se puede lograr reforzando los operativos en vialidades principales y puntos estratégicos de abordaje de pasaje. 

En tanto, al gremio de taxistas de León, les preocupa el incremento de taxis particulares que ofrecen servicio fuera de la ley, lo que representa una inseguridad para los usuarios.  

Plantearon que, en centros comerciales, paraderos de camiones turísticos, y la Zona Centro existe una «invasión» de autos particulares disfrazados de «taxis ejecutivos con permiso».  

También dijeron que muchos de estos vehículos particulares no cuentan con seguridad, como se exige a los taxis tradicionales, ni tampoco contar con la licencia tipo “B”, mucho menos capacitación. 

En respuesta, autoridades estatales, precisaron que, a mediados de este año, se había anunciado que se sumarían 150 nuevos inspectores para hacer caza de los «taxis piratas» en el estado, para lo cual ya se contaba con el presupuesto y los contratos necesarios. 

Cambio de reglamentación 

Aunado al tema, en abril pasado, el Congreso del Estado aprobó reformas a la Ley de Movilidad, con lo que Guanajuato cambió a un modelo de libre mercado en el servicio de transporte privado de pasajeros mediante plataformas tecnológicas. 

Con ello se eliminarían los permisos para operar y solo bastará con un registro ante la Dirección General de Transporte del Estado. 

El objetivo apunta justamente a terminar con los cerca de 10 mil «taxis piratas» en todo Guanajuato, en su mayoría Uber y otras plataformas, quienes, en contraste, tendrían un plazo de 180 días para regularizarse, o de lo contrario, a finales de año, recibirán multas hasta de 72 mil pesos y el retiro de las unidades. 

Ante aquel cambio en la legislación local, taxistas agrupados se mostraron en favor de la ley aprobada por el Congreso; no obstante, advirtieron que «de nada valdrá la ley, si no se aplica como debe ser». 

Antecedentes desde un lustro atrás  

En 2019, el Frente Estatal del Transporte en Guanajuato (FETG) acusó a la Dirección General de Transporte estatal por la entrega de concesiones de taxis mediante juicios simulados. 

Asimismo, señaló la permisibilidad de circulación a vehículos de alquiler con números clonados, con matrículas de vehículos particulares, y con permisos falsos o sin placas. 

Un año atrás, el gobierno estatal había adelantó que se incrementaría el número de operativos para detectar y sancionar a «taxis piratas» que operaran sin permiso; y en aquel entonces, se estimaba que existían unas 3 mil unidades ejecutivas sin permiso. 

Por lo pronto el tema seguirá evolucionando y a la espera de que se regularicen a estos «taxis piratas», o en consecuencia, los taxistas organizados seguirán mostrando su descontento a través de manifestaciones. 

Noticias Relacionadas